El anime más triste del mundo: La Tumba de las Luciérnagas

La tumba de las luciérnagas es la película de anime más triste del mundo. en este largometraje se relata la historia de dos jóvenes hermanos japoneses que quedaron huérfanos por los ataques aéreos de las fuerzas estadounidenses en su hogar durante la Segunda Guerra Mundial.

El combate militar y la guerra desaparece de nuestras pantallas para dar paso a la verdadera historia de este triste filme. Pero, ocurre después de que la casa de los jóvenes fuera reducida a escombros y su madre asesinada.

Opinión y resumen de la película Tumba de las Luciérnagas

La historia cuenta los sucesos que le ocurrían a los ciudadanos japoneses mientras luchaban por sobrevivir todos los días. La animación es perfecta para transmitirnos la historia a los espectadores.

Su estilo intenso y emocional nos permite percibir los mensajes y el argumento de la historia de manera precisa y efectiva. No podemos discutir el éxito de la tumba de las luciérnagas.

Si decidimos reproducir la película estaremos siendo continuamente desafiados para contener nuestras lágrimas. Así que no tengas ninguna duda, esta es una película que no te deberías perder bajo ningún concepto.

Curiosidades del Anime de la Tumba de las Luciérnagas

Hace años, en 2005, se llevó a cabo una versión live action en conmemoración de los 60 años de finalización de la Segunda Guerra Mundial. Aunque en esta ocasión la historia fue narrada desde el punto de vista de la tía de los pequeños.

Esta mujer es un personaje cruel que ni siquiera les da comida, se queda con sus pertenencias y les dice todo el tiempo que se vayan.

En la película se muestra como la guerra vuelve cruel a esta mujer, y que todo esto lo hace por la supervivencia de sus propios hijos.

Japón durante la segunda guerra mundial

La guerra mundial duró cinco meses devastando más de 60 ciudades japonesas, mató a más de medio millón de civiles y dejo cinco millones sin hogar. En Tokio transcurridas sólo seis horas, más de 100,000 residentes murieron y 260,000 edificios eran incinerados.

Deja un comentario